15.11 horas. Irrumpe una llamada. Canal+ me propone contestar a una encuesta sobre los servicios que tengo contratados con su empresa. Lo que no me hizo colgar el teléfono, por las horas a las que llamaron, fue que me dijeron que me regalarían una película. Y como he visto cuatrocientasmilveces Criadas y señoras -que está muy, muy bien pero la repiten sin parar- pensé, pues mira, igual así veo otra distinta. A medida que me preguntaban -cómo nos has conocido, qué te gusta más, ¿has contratado antes con otras empresas?…- sentía más hambre, sopor y ganas de colgar. Hasta que me despertó la siguiente cuestión: “Evalúa de 0 a 10 la imagen del instalador” (entendiendo por instalador el técnico que vino a colocar el aparato). ¿Cómo? ¿Qué? No voy a evaluar eso, les dije. Creo que no entendieron la respuesta e insistieron: “Sí, si iba limpio… la imagen…”. Me niego a evaluar eso, les volví a decir. “Ah, pues buenas tardes”. Y colgaron. Pues esa es la imagen que dan ciertas empresas que tanto se preocupan por la imagen.

Anuncios