Hoy más que nunca habría que recordar el eslogan de Radio Sevilla, en los 70, con Iñaki Gabilondo al frente: “Andalucía es una tierra grande, hermosa, vieja y sabia. Siéntase orgulloso de ser andaluz”. O la viñeta de Forges que ilustró el primer número de Informaciones de Andalucía, el 9 de diciembre de 1976: “¡Mira, es Andalucía! Jo, grandioso”. Siempre nos insultaron. Pero no nos amedrentaron. Sufrimos, pero siempre supimos ver el horizonte. No respetaron nuestras decisiones pero siempre, siempre, siempre les dimos lecciones de dignidad. El propio director de ABC de Sevilla en la Transición, Nicolás Salas, cuenta que tuvo que soportar los reproches de la derecha por apoyar la autonomía: “Después del 15 de diciembre de 1976, cada hito del camino hacia la democracia supusieron murallas de incomprensión e intolerancia. Para la derecha sevillana nuestro ABC estaba traicionando su historia, y nosotros éramos unos rojos camuflados que estábamos propiciando la implantación de las izquierdas. Nuestro apoyo a Rafael Escuredo y a la Junta de Andalucía, a la Autonomía, fue insoportable y las cartas de protestas llegaban a Madrid pidiendo nuestra cabeza (…)”, escribió en Crónica de un sueño. Pues eso: orgullosa de ser andaluza.

Anuncios